Vaginosis Bacteriana

5 abril, 2019 Dra. Lissette Alejandra Gonzalez

La vaginosis bacteriana (VB) es el motivo de consulta más frecuente en mujeres en edad reproductiva asociado a la presencia de leucorrea mal oliente.

A pesar de que es una patología altamente relacionada con la actividad sexual, no se considera una enfermedad de transmisión sexual en relaciones heterosexuales, aunque sí parece serlo entre parejas de mujeres.

Se caracteriza por un cambio en la flora vaginal de las especies de Lactobacillus hacia especies bacterianas más diversas, incluyendo anaerobios facultativos (Prevotella sp, Mobiluncus sp, Bacteroides sp, Peptostreptococcus sp), así como Gardnerella vaginalis y Mycoplasma hominis. 

Sin embargo, se debe tener en cuenta que la G. vaginalis también se encuentra en más de la mitad de las mujeres sanas, asintomáticas, en edad reproductiva. Ureaplasma urealyticum se encuentra en proporciones similares en mujeres con y sin VB.

 El microbioma alterado provoca un aumento del pH vaginal y síntomas que van desde ninguno  en un 50-75% hasta muy molestos como la leucorrea, al igual que ocurre con otras infecciones de transmisión sexual (ITS), por lo que se requiere un adecuado diagnóstico diferencial. 

Esta secreción es blanquecina o grisácea, y adherente a las paredes vaginales. Una característica peculiar de la leucorrea asociada a VB es el mal olor, que se describe como “olor a pescado”, el prurito y la irritación vulvar y uretral son infrecuentes (escasa reacción inflamatoria) y cuando están presentes obligan a descartar otras causas de vulvovaginitis, como trichomoniasis o candidiasis.

Para su diagnóstico se han propuesto los criterios de Amsel y cols : 

(El diagnóstico de VB se establece ante la presencia de al menos tres de estos criterios) 

  • Leucorrea blanquecina no in amatoria, homogénea, ligera y adherida a las paredes vaginales.
  • Presencia de células clave o guía (“clue cell”) en el examen microscópico
  • PH vaginal > 4,5.
  • Olor característico a pescado, antes o tras añadir 10 % de KOH (“whiff-test” o prueba de las aminas).  

Factores de riesgo asociados a VB: 

  • Tres o más parejas sexuales en el último año
  • Pareja sexual femenina en el último año
  • Gestación previa
  • Hábito Tabáquico.

Factores protectores a VB: 

  • Uso de anticonceptivos orales 
  • El uso sistemático de preservativo

Tratamiento

Todas las pacientes sintomáticas y las mujeres gestantes (independientemente de la sintomatología) deben tratarse, pero se desaconseja el tratamiento de las mujeres no gestantes asintomáticas, exceptuando algunas situaciones particulares (antes de ciertos procedimientos invasivos diagnósticos y/o quirúrgicos, o para reducir el riesgo de enfermedad in amatoria pélvica).

Las pacientes con VB sintomáticas deben tratarse con metronidazol o clindamicina por vía oral o tópica.

No está indicado el tratamiento sistemático de las parejas. El tratamiento de la pareja masculina no disminuye las tasas ni el intervalo de las recidivas de VB en la mujer. Excepcionalmente puede plantearse el tratamiento de la pareja en casos de vaginosis recidivantes.

Bibliografía:

Guía de Infecciones del tracto genital inferior de La Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC).

Jack D. Sobel, MD.Bacterial vaginosis: Clinical manifestations and diagnosis. www.uptodate.com.  Last updated: Feb 11, 2019.

, , , ,

Dra. Lissette Alejandra Gonzalez

Licenciada en Medicina en Universidad de Los Andes, Venezuela GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA (MIR) en Hospital Universitario de Fuenlabrada, Madrid, España