Sexualidad y embarazo

21 mayo, 2019 Dra. Lissette Alejandra Gonzalez

La sexualidad es una parte importante de la salud de las mujeres, la calidad de vida y el bienestar general, y está influenciado por la interacción de factores biológicos, sociales, psicológicos, económicos, políticos, históricos, culturales, factores legales, religiosos y espirituales.

El estado de gestación puede afectar la sexualidad de la mujer. Se presentan cambios físicos, hormonales y psicológicos, todos ellos influenciados por factores culturales que también pueden afectar la relación sexual de la pareja.

La mujer gestante también puede llegar a tener baja autoimagen o historia de embarazos y abortos previos, e inestabilidad del humor. La mayoría de los estudios sobre este tema indican que la función sexual disminuye durante el embarazo. (1-4)

Algunas razones pueden explicar la disminución de la frecuencia sexual durante el embarazo como: agotamiento, fatiga, miedo al daño fetal, causar aborto, inducción de parto pretérmino o disminución de la líbido.

En teoría, las relaciones sexuales pueden estimular el parto debido a la estimulación física del segmento uterino inferior, la liberación endógena de oxitocina como resultado del orgasmo, la acción directa de las prostaglandinas en el semen o el aumento de la exposición a agentes infecciosos. Sin embargo, ante la ausencia de complicaciones en el embarazo (p. Ej., sangrado vaginal, ruptura de membranas), no hay pruebas suficientes para no recomendar el contacto sexual durante el embarazo. La mayoría de los estudios no han demostrado un mayor riesgo de parto / parto prematuro o complicaciones infecciosas, a menos que se adquiera una enfermedad de transmisión sexual (5,6)

Bogren encontró que la satisfacción sexual disminuyó durante el embarazo, 35%, 30% y 56% en los trimestres primero, segundo y tercero, respectivamente. (7)

Otros estudios han valorado las disfunciones sexuales (8). Casi un cuarto de las mujeres reportaron disfunciones sexuales, tales como bajo deseo, dispareunia, anorgasmia, y dificultad en la lubricación. Sin embargo, solo el 11,1% de las mujeres sintieron la necesidad de discutir la sexualidad con sus doctores. Como Bartellas et al. encontraron que la mayoría de las mujeres no siempre estaba cómodas planteando este tema con sus médicos (9).

En cuanto a los 6 meses post-parto, los datos sugieren una disminución en la vida sexual (10-12), especialmente en mujeres que estaban amamantando (13). Entre las razones que se describen aparecen: incomodidad episiotómica, fatiga, sangrado vaginal, secreción, dispareunia, disminución de la lubricación, miedo a despertar al bebé, miedo a lesionarse, y disminución de la sensación de atractivo (14).

Los médicos juegan un papel importante y deben asesorar a todas las parejas durante el cuidado prenatal y el embarazo. Se debe informar sobre los cambios fisiológicos del embarazo, que pueden generar fluctuaciones en el deseo y satisfacción sexual, y en consecuencia, en el desempeño sexual.

Se debe informar que las relaciones sexuales se pueden mantener hasta el final de la gestación (si no se presenta ninguna contraindicación médica), y que no necesariamente tienen que finalizar con un coito vaginal. Esta información puede disminuir la ansiedad y mejorar la estabilidad de la relación de pareja y la satisfacción sexual. Además, esta actitud aumenta la empatóa del paciente con su ginecólogo.(15)

Bibliografía

1 Orji EO, Ogunlola IO, Fasubaa OB. Sexuality among pregnant women in South West Nigeria. J Obstet Gynaecol. 2002;22:166-168
2 Gˆkyildiz S, Beji NK. The effects of pregnancy on sexual life. J Sex Marital. 2005;31:201-205.
3 Leite AP, Campos AA, Dias AR, Amed AM, De Souza E, Camano L. Prevalence of sexual dysfunction during pregnancy. Rev Assoc MÈd Brasil. 2009;55:563-568.
4 Yildiz H. The relation between prepregnancy sexuality and sexual function during pregnancy and postpartum period a prospective study. J Sex Marital. 2015;41:49-59
5 Charles J Lockwood, MD, MHCMUrania Magriples, MD. Prenatal care: Patient education, health promotion, and safety of commonly used drugs.https://www.uptodate.com.
6 Read JS, Klebanoff MA.Sexual intercourse during pregnancy and preterm delivery: effects of vaginal microorganisms. The Vaginal Infections and Prematurity Study Group. Am J Obstet Gynecol. 1993;168(2):514.
7 Bogren LY. Changes in sexuality in women and men during pregnancy. Arch Sex Behav 1991;20:35-45
8 Erol B, Sanli O, Korkmaz D, Seyhan A, Akman T, Kadioglu A. A cross-sectional study of female sexual function and dysfunction during pregnancy. J Sex Med 2007;4:1381-7
9 Bartellas E, Crane JM, Daley M, Bennett KA, Hutchens D. Sexuality and sexual activity in pregnancy. BJOG 2000;107:964-8
10 Robson KM, Brant HA, Kumar R. Maternal sexuality during first pregnancy and after childbirth. Br J Obstet Gynaecol 1981;88:882-9
11 Pauls RN, Occhino JA, Dryfhout VL. Effects of pregnancy on female sexual function and body image: A prospective study. J Sex Med 2008;5:1915-22
12 Brubaker L, Handa VL, Bradley CS, Connolly A, Moalli P, Brown MB, Weber A. Sexual function 6 months after first delivery. Obstet Gynecol 2008; 111:1040-4 12
13 Byrd JE, Hyde JS, DeLamater JD, Plant EA. Sexuality during pregnancy and the year postpartum. J Fam Pract 1998;47:305-8
14 Reamy KL, White SE. Sexuality in the puerperium:A review. Arch Sex Behav 1987;16:165-86.
15 Joana Rocha Pauleta, MD, Nuno Monteiro Pereira, MD, PhD, and Luis Mendes GraÁa, MD, PhD. Sexuality During Pregnancy. J Sex Med 2010;7:136ñ142

, , , , ,

Dra. Lissette Alejandra Gonzalez

Licenciada en Medicina en Universidad de Los Andes, Venezuela GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA (MIR) en Hospital Universitario de Fuenlabrada, Madrid, España