Diástasis abdominal, ¿un problema estético?

8 agosto, 2019 Caroline Correia de Alencar

La diástasis abdominal es la separación que ocurre entre un recto abdominal (tableta de chocolate) y otro.  La mujeres son las que más sufren de diástasis abdominal, ya que el embarazo es la principal causa. La gravedad de la diástasis abdominal en el embarazo dependerá de factores, cómo, el tamaño de la barriga y los malos hábitos posturales. 

La mujer debe ser consiente que la prevención de la diastasis abdominal empieza en la gestación, durante este momento los ejercicios posturales como los buenos hábitos posturales son la clave para que la separación de los abdominales se mantengan dentro de los valores fisiológicos (2,5 cm de separación), favoreciendo de esta manera su recuperación en el post-parto.

La recuperación de la diástasis abdominal en el post-parto tiene una gran importancia no solo a nivel estético, sino también de la salud. Esta afectación puede comprometer severamente el bienestar físico y psicológico de estas mujeres, ya que implica problemas como dolores en la espalda, dolores abdominales, dolores pélvicos, prolapsos genitales, incontinencias urinarias/fecales y malas digestiones. Todos estos problemas ocurren porque la diástasis abdominal lleva a una hipotonía (aflojamiento) abdominal debido a la disminución de la tensión en los ligamentos abdominales. Devolver o mejorar la tensión de estos ligamentos será la clave para la mejora de todas estas afectaciones, para ello la mejora de la musculatura abdominal y pélvica junto con la reeducación postural serán la clave. 

¿Cómo sería la recuperación de la diástasis abdominal? 

En el trabajo fisioterapéutico de la diástasis abdominal hacemos uso de varias técnicas que tienen como finalidad devolver o mejorar la tensión de los ligamentos del abdomen, técnicas como: 

1. Ejercicios Posturales 

Los ejercicios posturales buscan la reeducación de la postura y la tonificación de la zona abdominal y pélvica. 

2. Radiofrecuencia y electroestimulación muscular 

Consigue una reclutación mayor de fibras y puede trabajar más volumen muscular, logrando excelentes resultados en poco tiempo sin necesidad de analgésicos ni padecimiento por parte del paciente.

3. Técnicas comportamentales 

Consiste en reeducar al cuerpo a mantener una buena postura a lo largo del día con el fin de mantener la tensión constante de la línea alba (lugar donde se localiza la diástasis). La persona recibe orientaciones de cómo sentarse, cómo tumbarse, cómo defecar o cómo cargar peso. 

¿Te gusto el post? Pues mira nuestro post anterior donde damos muchas orientaciones de cuidados con la diástasis abdominal.

http://womomfitness.com/sabes-que-es-la-diastasis-abdominal/

, , , ,