1 abril, 2020 Dra. Lissette Alejandra Gonzalez

Expresión clínica de infección por determinados tipos de papiloma humano (HPV) considerados de bajo riesgo oncogénico principalmente 6 y 11.
Una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes, con una incidencia creciente. Provocan un gran impacto físico, emocional y psico-sexual entre las pacientes afectadas. 

La tasa de transmisibilidad es del 65%. El periodo de incubación oscila entre 3 semanas y 8 meses. El tiempo medio de aparición de las lesiones tras la infección es de 2 meses, lo que convierte a los condilomas acuminados en el primer marcador clínico de infección (sub)aguda por VPH. Las mujeres que presentan o han presentado en el pasado condilomas acuminados deben realizarse controles de cribado de cuello uterino de acuerdo a la guía de cribado actual.

VÍAS DE TRANSMISIÓN
Sexual
: se transmiten mediante el contacto directo, de piel o mucosas, a partir de una pareja que presente condilomas acuminados visibles o subclínicos. La principal vía de transmisión es el coito vaginal o anal. Ante la aparición de condilomas acuminados en la infancia se recomienda descartar la posibilidad de abusos sexuales.

Vertical: transmisión vertical en el periodo perinatal o de infección persistente en el recién nacido es muy bajo. La vía de transmisión puede ser intraútero, a través del canal del parto e incluso postnatal. El mayor riesgo de transmisión para el recién nacido es el antecedente materno de condilomatosis genital durante el embarazo y no su paso a través del canal del parto. No se considera indicada la cesárea para finalizar la gestación en mujer con condilomatosis genital, salvo si el canal del parto está obstruido por las lesiones o si el parto por vía vaginal puede provocar un sangrado excesivo.

Otras: Se acepta infección oral y digital de tipos de HPV genitales pero el riesgo de transmisión parece ser mínimo. No existe evidencia firme de la transmisión por fómites.

FACTORES DE RIESGO
El número elevado de parejas sexuales o la edad temprana del primer coito.
Otros:  consumo de tabaco, la coexistencia de otras enfermedades de transmisión sexual, no usar preservativo, el bajo nivel educativo y los contactos sexuales con varones no circuncidados.
La inmunodepresión también se asocia a una mayor frecuencia de condilomas acuminados. No se ha demostrado un mayor riesgo de transformación carcinogénica de los condilomas acuminados en las pacientes inmunodeprimidas. En pacientes VIH positivas la terapia antiretroviral activa se asocia a una menor tasa de condilomas acuminados.

SÍNTOMAS
Los síntomas asociados a los condilomas acuminados, van a depender sobre todo de la localización, número y tamaño de las lesiones.  El síntoma más frecuente es el prurito (picor), siguiendo por orden de frecuencia el aumento de leucorrea, la sensación de incomodidad, el sangrado y el dolor.

TRATAMIENTO
Hoy en dia existen varios tipos de tratamiento que se eligirán dependiendo de las características de la enfermedad, localización y condiciones de la paciente. La práctica clínica aconseja, en determinados casos, efectuar tratamientos que impliquen la combinación de varias opciones, especialmente en casos de mala respuesta o riesgo de persistencia/recidiva como con pacientes inmunocomprometidos.

PREVENCIÓN
La vacunación con vacunas que contienen los genotipos virales 6 y 11 (tetravalente y nonavalente) son, a día de hoy, el método más eficaz para la prevención primaria de los condilomas acuminados, obteniéndose la máxima efectividad si se administran antes del debut sexual.

, , , ,

Dra. Lissette Alejandra Gonzalez

Licenciada en Medicina en Universidad de Los Andes, Venezuela GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA (MIR) en Hospital Universitario de Fuenlabrada, Madrid, España